• Roberto Velázquez

E-Commerce: ¿Me conviene vender en un Marketpace?

Todos hemos escuchado de las ventajas del comercio electrónico, y seguramente, tú has pensado en vender en línea pero, ¿qué opciones existen? ¿qué es un Marketplace?




En 2019, se registraron casi 100 millones de visitas a sitios, plataformas y apps de compras y servicios en línea en México, de acuerdo con cifras de Netquest.


El acceso desde smartphones continúa creciendo, y al cierre de 2019, representó arriba del 80%.


Seguramente te has planteado vender en Internet los productos de tu empresa o negocio, o tal vez hacerlo a título personal. Sea que quieras revender, o comercializar productos que tú diseñes y manufactures, es importante conocer qué opciones existen.


La primera opción que a muchos nos viene a la mente es crear nuestro propio website. Hoy en día hay muchas plataformas que permiten crear tiendas personalizadas con plantillas, y usar diversos métodos de pago.


Otra opción es vender, parcial o exclusivamente, a través de Redes Sociales. Muchas empresas complementan con las redes su posicionamiento y oferta en sus propios sitios web o en plataformas de terceros.


La tercera opción, vender a través de un Marketplace, ha sido usada por muchos vendedores mexicanos desde que despegó la tendencia de vender en línea, hace algunos años.


¿Qué es un Marketplace? Amazon y Mercado Libre son los dos marketplaces mejor posicionados en México, es decir, plataformas que actúan como intermediarios entre compradores y vendedores, y que permiten a estos últimos publicar sus productos, y hacer uso de sus sistemas de cobro en línea, mediante el pago de comisiones por sus servicios.






Principales ventajas de un Marketplace

  • No requieres invertir en programar una tienda por tu cuenta, o en pagar un dominio o host.

  • No requieres mucha experiencia ni un equipo altamente especializado.

  • El marketplace se hace cargo de facilitar métodos seguros de cobro y pago, así como opciones diversificadas: tarjetas de crédito o débito, transferencias, depósitos, e integraciones con PayPal o Mercado Pago.

  • Te beneficias del tráfico que estas empresas ya tienen, tus clientes potenciales ya conocen qué es Amazon, por ejemplo, y entran a comprar. Cuando lanzas un nuevo sitio web, tienes que invertir en darlo a conocer.

  • Te respaldas en el posicionamiento y prestigio de las plataformas para solucionar una de las mayores preocupaciones de los internautas mexicanos: qué tan segura es su compra.

  • Estas empresas te orientan y ayudan respecto del pago de impuestos federales, ahora que todas las ventas en línea están gravadas con IVA en el país (vigente desde el 1 de Junio de 2020).


Posibles desventajas de un Marketplace

  • No puedes personalizar como quieres que se vean tus productos o páginas de tus listados, en tu propio website siempre podrás imprimir el diseño que tu desees.

  • Hay menos opciones de integración con redes sociales que en tu propio sitio web.

  • Dependiendo de la plataforma y el producto, es importante considerar la competencia, que a veces puede ser muy dura, con otros vendedores activos en la misma plataforma.

  • Comisiones por venta que, claramente, en tu propia tienda en línea serían inexistentes.


Usar un marketplace, sobre todo cuando es tu primera experiencia vendiendo en línea, puede traerte muchos beneficios, tales como empezar a conocer tu mercado, apoyarte en sus servicios logísticos.


Además, vender en un marketplace te permitirá empezar a generar ingresos para, posteriormente, invertir en tus propias redes o tienda en línea, si está en tus planes. Muchos vendedores grandes mantienen ambos canales, tanto sus cuentas de vendedores en marketplaces, como sus propias tiendas online.


Es importante recordar que el mercado potencial para tus productos puede ser enorme, un marketplace puede no solo complementar, sino apuntalar tu estrategia de ventas online, y tu propia tienda en línea.



Antes de empezar, es muy importante considerar algunos factores:

  1. Tanto Amazon como Mercado Libre, te pedirán fotos de buena calidad de tus productos, en algunos casos, con fondos blancos y con cierto pixelaje, que permitan a tus clientes potenciales apreciar sin duda qué estás vendiendo.

  2. Debes calcular bien tus costos, recuerda que cualquier marketplace te cobrará una comisión por venta, misma que puede variar dependiendo la categoría del producto, o el tipo de publicación.

  3. Prepárate para hacer frente a las necesidades logísticas de hacer tus envíos. Debes tener empaques y embalajes adecuados, además de preveer los costos de envío: ¿usarás guías prepagadas? Recuerda que ambas plataformas te ofrecen opciones de servicios de mensajería.

  4. Cuida tu flujo de efectivo, recuerda que hay un periodo de tiempo variable entre que un cliente te hace una compra, y que ese dinero llegue a tu cuenta bancaria, dependiendo la plataforma.

  5. Recuerda que debes facturar tus compras de productos para revender, o tus insumos para producir lo que ofreces en línea, ya que deberás declarar el IVA que provenga de tus ventas a través de cualquier plataforma de e-commerce.


Contáctanos si tienes dudas adicionales. Muy pronto lanzaremos nuestra guía específica para vender en diversas plataformas.